La Cirugía…

septiembre 28, 2010 at 8:23 pm 3 comentarios

Sebastián es un niño sano, pero desde el momento exacto que cumplió el primer año de edad comenzo a enfermarse regularmente de infecciones en los oidos, hasta el día de hoy creo que hemos pasado ya entre 8 a 10 infecciones de oidos, esto en un periodo de 1.5 años, para un promedio de una infección cada tres meses. Lo que quiere decir que cada tres meses mi hijo visita al médico por esta razón y como resultado tomara antibioticos por 1o días…

En varias ocaciones el pediatra nos había planteado la posibilida de la implantación de tubos (operación), es normal (al menos aca en USA) que luego de 5 o 6 veces de que el niñ@ presente esta condición, el pediatra lo remita al especialista para su evaluación, yo quise dar tiempo porque pense en algún momento todo mejoraría o incluso que su condición era el resultado del clima, pero sin importar que tan caliente o fria estuviera la cosa, las infecciones de oidos se hacian presentes, pensé también que en cuanto creciera un poco las infecciones disminuirian… pero no!!!.

Luego de mucho pensarlo, de meses de postergarlo y hasta de tratar de evitar la cirugía, finalmente nos decidimos, Sebastián entro por primera vez en su vida (y espero que por última vez también) a un quirofano, con sus cortos 2.7 años fue operado de los oídos, le colocaron tubos y además le cortaron o mejor dicho adelgazaron  las adenoides (adenoidectomía).
Esta cirugía de colocación de tubos se conoce como  “miringotomía bilateral con colocación de tubos de ventilación” (BMT, por su sigla en inglés), y lo que se hace este procedimiento es colocar a través de los tímpanos unos pequeños tubos, llamados “tubos de timpanostomía” o “diábolos”, para permitir la ventilación del área ubicada detrás del tímpano, esto ayuda a evitar infecciones y evitar la acumulación de líquido, esta cirugía pertime que el líquido que se encuentra detrás de los tímpanos drene, de manera que los oídos puedan funcionar normalmente y reducir el riesgo de infecciones recurrentes en el oído.

La operación fue ambulatoría pero requeria anestecia general… cosa que nos aterraba. Esa mañana llegamos al hospital a las 6:00 am, lo pasaron a sala de operaciones a las 7:50 am y a las 8:15 el doctor ya había llegado a la habitación a conversar con nosotros, Sebastián se encontraba bien y para ese momento lo estaban despertando de la anestecia,  aproximadamente  a las 8:45 ya nos encontrabamos juntos, el despertar de la anestecia fue difícil, gritaba y lloraba desesperado, muy molesto, se despertaba por periodos, cada vez que lo hacia era lo mismo, gritos, nervios y llanto, tipo 10:30 am nos dieron de alta, Sebastián durmio practicamente desde las 8:00 am hasta las 3:30 pm, en la tarde cuando desperto estaba mas tranquilo, pidio comida y comio sin problema, lo que quedó del día se la paso deprimidito, cabizbajo y con un poco de dolor, esa noche se fue a la cama temprano, durmio toda la noche tranquilo, por varios días presento un poco de fiebre… cosa que era de esperarse.

Gracias a Dios todo salio muy bien, aunque era una operación sencilla y muy rápida, requería anestecia general y ese era nuestra única preocupación.

A pasado una semana desde la cirugía, y hasta ayer (hoy parece ser diferente), Sebastián ha estado muy irritable, llora absolutamente por tooooodo, cada vez que se despierta lo hace asustado y alterado, desde entonces le tiene HORROR a la hora de irse a la cama por las noches, llora y llora y llora cada vez que llega ese momento, anoche por ejemplo no fue hasta las 11:oo pm que logramos hacerlo ir a la cama, es entendible, le tiene terror a la idea de quedarse dormido y volver a pasar por lo mismo.

Sé que es cuestión de tiempo, que conforme pasen los días se ira sintiendo mejor e ira olvidando lo sucedido,  las cosas volveran a la normalidad en un cerrar y abrir de ojos. Por ahora es sólo tener paciencia… mucha!!!.

Alistandose para la operación:

Luego de la cirugía:

Anuncios

Entry filed under: Sin categoría.

Para Recordar III Para Recordar IV

3 comentarios Add your own

  • 1. anna  |  septiembre 28, 2010 en 8:41 pm

    Ay Caro, que feo debe ser esperar en el hospital a que tu hijo salga de una operación, pero a como lo cuentas, era la mejor opción. Me da gusto saber que Sebastián ya está prácticamente recuperado y como dices, lo irritable seguro se le quita una vez que se vaya olvidando de todo…

    Responder
  • 2. Nuria  |  septiembre 28, 2010 en 10:12 pm

    Auch!!! y recién termino de entender un poco más!!!!

    Y la de los adenoides para que funciona???

    Un besito a Sebas, ya pronto pasará todo

    Responder
    • 3. Polin  |  septiembre 29, 2010 en 9:29 pm

      Caro está asustado por que está escuchando más!!! Las otitis generan agua en el timpano y por eso se ponen esos tubos para que drene…yo estoy viendo si opera a Diego de lo mismo…a veces siento que no me escucha bien!!! Ya pasaste lo peor, ahora a tener paciencia con el redescubrir los sonidos del mundo con tu pequeño.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Alguien por aca se pone cada día más lindo… 7 años ya!

Creciendo a pasos agigantados:

Lilypie Kids Birthday tickers

Mi pequeña gran familia…

Etapas… 2015.

Mis posts

septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

A %d blogueros les gusta esto: