Un día en la vida de Sebastián… los beneficios de la rutina.

enero 20, 2009 at 12:18 am Deja un comentario

Hace muchísimo tiempo quería escribir sobre como es un día en la vida y en nuestra vida con Sebastián, en tan solo tres días mi hijo cumplirá su primer año… El tiempo vuela!

Desde día 1 , Carlos y yo teníamos claro que debíamos establecer horarios que nos hiciera las cosas un poco  más fáciles, sabíamos que respetar una rutina proporciona estabilidad, seguridad y comodidad no sólo para el niño sino también para todos los integrantres de la familia y sí podíamos hacer algo que ayudara a Sebastián a vivir mejor pero que también nos ayudara a nosotros a sentirnos más competentes por supuesto que lo haríamos y así  lo hemos estado haciendo, en la medida de lo posible cumplimos con todos los tiempos (de comida, de baño, siestas, tiempo de vigilia, de juego, de ver televisión, de snacks, de sueño por la noche, en fin de todo!!!.

El primer mes resulta prácticamente imposible cumplir con los horarios, los bebés pasan el 90% del tiempo durmiendo, Sebastián sólo se despertaba para comer y muchas veces comía dormido, lo más difícil fue el asunto del baño, mantener el horario se complicaba porque dormía y dormía y a nosotros se nos partía el corazón al tener que despertarlo para meterlo al agua, pero siguiendo con recomendaciones de gente que lo hizo y tuvo buenos resultados, lo hicimos.

El asunto de la comida era muy similar, cada tres horas le ofrecía su lechita, durante el día si no estaba despierto lo despertaba para que tomara leche y por las noches lo mismo… cansadisimo!!!… aunque yo pensaba ser más flexible para poder nosotros descansar un poco más, era imposible, Sebas no perdonaba ninguna toma, cada tres horas como un reloj suizo él se despertaba reclamando su comida y así fue por los primeros dos casi tres meses.

El periodo entre dos y tres meses fue de los más complicados, Sebas paso de ser un bello durmiente a ser un bebo más activo, que se resistía a hacer siestas, y cuando las hacía no pasaban de los 30 mins., por lo cual pasaba molesto durante el día, empezó a dormir mejor por las noches (6 horas seguidas), en el día las cosasa no transcurrían muy bien, él se caía de sueño y yo no lograba que sus siestas pasaban de 30 minutos, ahora entiendo muchas cosas, creo que por algunas semanas yo no entendía sus necesidades y sus gustos, descubrí que la única forma de hacerlo dormir hasta dos horas en cada siesta era colocarlo sobre la pancita, así que lejos de toda recomendación esa fue nuestra solución, me mantuve siempre a la par de él, ya que a esa edad puede resultar peligroso que los niños duerman boca abajo.

Al cumplir Sebastián los tres meses, empezamos a ver el resultado de la rutina,  el enano comenzó a despertar, comer, hacer siestas y pasar tiempo despierto siempre a las mismas horas. Sabíamos que luego que despertar por la mañana y luego de cada siesta, pasaría despierto unas tres horas antes de volver a caer, que las siestas durarían dos horas cada una, el establecer horarios puede resultar esclavizante para algunos, ya que se debe procurar estar en la casa síempre a las mismas horas con el fin de respetar los tiempos de sueño, Sebastián se acostumbro a dormir únicamente en la cuna y le cuesta horrores *por no decir que se le hace impoisble- dormir en otro lugar, nuestras salidas por la noche también son limitadas, son muy pocas las veces que no hemos estado en la casa antes de las 8:00 p.m., para nosotros -lo dijo por experiencia- cualquier cambio en el orden de los factores en este caso sí altera el resultado, lo que quiere decir que cualquier cambio que hagamos durante el día, nos repercutirá por la noche o mejor dicho por la madrugada.

Ahora nuestros días trancurren mas o menos así:

8:00 am: Sebastián despierta, con ese dolor que te provoca comértelo a besos y llenarlo de muchos abrazos, hay cambio del pañal de todaaaa la noche, limpieza de cara y pelito.

8:15 am: Primera toma de leche.

8: 45: Sebastián juega un rato en el encierro o en la sala mientras organizo un poco la casa.

9:30 o 9:45 am: Una hora después de la toma de leche, siento a Sebastián en la silla de comer y mientras termino de preparar el desayuno, coloco en la bandeja unos pocos cherrios o pufs con algún pedacito de fruta para que él vaya comiendo solito, luego le doy el desayuno.

10:30 am: Luego del desayuno, nuevamente cambio de pañal, limpieza general, cremita por todo el cuerpo, peinado, lavado de dientes y cambio de ropa -esto no lo hago antes porque prefiero que ensucie la pijama y no la ropa que pretendo que use durante parte del día-.

11: 00 am: Un tiempito más de juego.

11:30 am Segunda toma de leche (4 horas despúes de la primera… aunque no siempre quiere) y comienza siesta que se prolongará de dos a tres horas.

1:30 a 2:00: Despierta de la siesta, cambio de pañal y almuerzo (o toma de leche de no haberla tomado antes, en este caso el almuerzo se posterga una hora más).

4:oo: Tiempo de juego, otro ratito de televisión.

6:oo pm: Snack, puede ser cereal, fruta, jugo con alguna galleta y no es hasta ahora que ya fijamos un tiempo para que él cena, anteriormente Sebastián solo contaba con dos comidas formales (desayuno y almuerzo), pero desde hace unos días le estamos ofreciendo también la cena y eliminamos un snack.

7:30 o 8:oo pm: Baño de 30 minutos y chupón antes de domir.

 9:00 pm: Sebastián duerme y dormirá por las próximas 10 u 11 horas y probablemente se despertará solicitando atención al menos una vez… en el mejor de los casos dormirá toda la noche pero no es la regla…

Ahora con un año y desde los 9 meses las cosas cambiaron un poco, las horas de despertar siguen siendo las mismas (con pocas alteraciones) y los problemas de sueño también siguen siendo los mismos…. buuuuaaaa, justo cuando pensamos que el nene ya va a dormir toda la noche porque ese ha sido el comportamiento por las últimas dos semanas, nuevamente se esta despertando… como para que no nos acostumbremos. Las siesta (sólo una) sigue durando entre dos a tres, la siesta de la tarde ya se elimino y sólo algunos días la hace pero no se extiende a más de 45 minutos.

En general los días son bastante tranquilos, Sebastián es un niño muy bueno, no es de hacer drama y es muy organizado, el tener un horario nos da mucha tranquilidad, sentimos que estamos haciendo bien las cosas, conocemos las necesidades de nuestro hijo antes de que suceden y han sido muy pocas las veces en las que Sebastián ha llorado sin que sepamos el porque.

Feliz casi cumpleaños precioso!

Anuncios

Entry filed under: 1.

Diciembre en Resumen Felíz 1er cumpleaños hijito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Alguien por aca se pone cada día más lindo… 7 años ya!

Creciendo a pasos agigantados:

Lilypie Kids Birthday tickers

Mi pequeña gran familia…

Etapas… 2015.

Mis posts

enero 2009
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: