30 días…

febrero 22, 2008 at 11:06 pm 2 comentarios

 

Es impresionante como pasa el tiempo de rápido, mañana mi principe cumple su primer mes; hay mucho que contar sobre su desarrollo, sobre sus avances, pero lo haré mañana, hoy quiero escribir sobre mi maternidad, sobre estos 30 días, estas 4 semanas de mi nueva vida.

Como ya les había comentado, mi primer semana como mamá no fue del todo grata, no fue en lo más mínimo lo que yo esperaba y les explico porque. Desde que inicie el embarazo me imaginé como sería ese primer contacto, como sería su llegada, yo sabía que al tener un parto por cesárea que muchos de mis sueños no se cumplirian; luego de algún tiempo me relaje con el asunto de la cesárea, por cuestiones médicas era lo mejor para los dos; el médico, las enfermeras e incluso algunas amigas, lograron venderme la idede que la cesárea era lo máximo… me decian: no tenes de que preocuparte, no vas a sentir nada y los dolores no son nada del otro mundo y si te dan se tratan con pastillas y ya!… hicieron parecer todo tan fácil… puras mentiras! o a lo mejor ellas son más tolerantes al dolor de lo que lo soy yo, porque si algo tengo que aceptar es que a mi el dolor simplemente no se me da.

El tener un parto por cesárea hizo que me perdiera de tantas cosas… soñe con tomarlo entre mis brazos apenas naciera… y no fue así, con mamantarlo inmeditamente… y no fue así, con ver esa primera mirada, ese primer contacto entre Carlos y Sebastián… y no fue así, con cargarlo por el tiempo que quisiera… y tampoco (gracias Jaundice), cambiarle su primer pañal, darse su primer baño o su primer chupón.. soñe muchas cosas que por una u otra circunstancia no se dieron.

La recuperación de la cesárea (al menos en mi caso) no fue fácil, me quede sin fuerzas tanto física como mentalmente, pero más allá del dolor físico que se podía tratar con medicamentos, tenía otro tipo de dolor… el emocional, ese que es más difícil de superar, tenía una mezcla extraña de sentimientos, por un lado estaba felíz de poder ir a casa con mi bebé, pero por otro, estaba aterrada y muy confundida, me hacía tantas preguntas…  estaremos bien? seré una buena mamá? y si llora y no se por que? y si se enferma? y si el jaundice empeora?. Aunque tenía ayuda, sentía que no era suficiente… que mal agradecida verdad?  Yo me pregunto… como hacen las madres solteras o las jovencitas que tienen a sus hijos solas y sin ayuda… a ellas mis respetos!!!

Siempre he sido una persona de caracter fuerte, pero también soy hiper sencible, esa semana me di cuenta lo sencible que puedo ser,  por primera vez en mi vida me sentí tan vulnerable, tan deprimida, lloraba por todo y por nada, es más lloraba casi todo el día, me sentía miserable… tenía tanto pero tanto miedo.

Recuerdo que Carlos había solicitado 2 semanas de vacaciones pero, exactamente cuando cumplió la primer semana el jefe lo llamó, tenía que volver, cuando me dijo, sentí que se me derrumbó el mundo, tenía la ayuda de mi mamá, pero yo lo quería a él, él me daba seguridad y eso era exactamente lo que necesitaba.

Por mucho tiempo sentí que le tuve el bebé a Carlos, él más que el papá fue como la mamá de Sebastián durante la primer semana, se encargaba de todo, de mí, de Sebas, de la casa, etc. Y lo sigue siendo (en el buen sentido de la palabra) toma la iniciativa y se involucra en todo (tal y como debe ser un padre), lo cambia, lo baña, lo peina, lo alimenta, es más sólo le faltó amamantarlo; él me ha enseñado tantas cosas, me contagió de su seguridad, él lo amo desde un comienzo sin temores, todo le brotó tan natural.

En esos días comprobe una vez más, que tome la decisión correcta al casarme con este hombre, él que día a día me demuestra lo mucho que me ama, me cuido como su tesoro, me entendió, cuando quise llorar me consoló y no hacía preguntas, sólo estaba ahí para mí.

Una semana después los antibioticos hicieron su efecto, poco a poco fuí recuperando las ganas, la energía, logré encontrarme con mi bebé, empecé a sentirme madre y desde ese momento todo mi mundo cambio.

A 30 días de la llegada de mi hijo, me encuentro felíz, realizada, completa y me siento segura como mamá, el instinto me lo dice todo.

Este mes ha sido un mes de mucho aprendizaje, de cosas nuevas, de muchos cambios, hace 30 días mi hijo me enseña a ser madre y yo le enseño a descubrir el mundo.

Ya no hay temores, sólo felicidad!!!

Anuncios

Entry filed under: Sin categoría.

Los días con Jaundice (Ictericia) Tu Primer Mes

2 comentarios Add your own

  • 1. lu  |  febrero 23, 2008 en 9:17 pm

    La maternidad implica una cantidad de emociones que no se dan una por uno sino más bien TODAS JUNTAS AL MISMO TIEMPO. Sólo nos queda respirar y ser felices.
    Un beso enorme,
    Lu

    Responder
  • 2. yolys  |  febrero 24, 2008 en 1:00 pm

    Te leo desde hace varios meses a traves del enlace de Erika (prima) me enganche cuando contabas la historia de la viejecita que cuidabas… yo tengo un nino de 2 1/2 cuando te leo me haces recordar las primeras semanas cuando lo tuve me senti igual sin saber que hacer con el y con miedo hasta cuando dormia lo miraba una y otra vez a ver si respiraba. Pero con el tiempo fui aprendiendo a ser mama y compenetrandome mas con el…. felicitaciones por tu bb
    yola

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Alguien por aca se pone cada día más lindo… 7 años ya!

Creciendo a pasos agigantados:

Lilypie Kids Birthday tickers

Mi pequeña gran familia…

Etapas… 2015.

Mis posts

febrero 2008
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829  

A %d blogueros les gusta esto: